Los males del Individualismo Anarquista, ¿qué dicen las palabras? – Jacob Bienenfeld

por libértame via thefreeonline comparrtido con geacias

Introducción

¿Cuál es la base del individualismo y es compatible con una concepción socialista? Aquí cuestiono a los cercanos al movimiento anarquista.

Llevo mucho tiempo interesado en este movimiento, y me he dado cuenta de todas sus contradicciones, no podría exponerlas aquí.

Pero me gustaría proporcionar un razonamiento primario, aunque superficial, para cualquier activista interesado en la teoría individualista.

Muchos pensadores se han declarado individualistas, muchos anarquistas se han declarado individualistas, y han dado una definición, pero este no será mi tema; pues si es cierto que algunos han dado una definición, no estoy cuestionando esta última, sino la idea misma de utilizar el término «Individualismo», desde un punto de vista semejante.

Porque al final, los individualistas podrían muy bien haber cometido un error en la elección de este nombre, atribuyéndole una definición que ya pertenece a otras luchas, que es lo que yo destacaría.

Aunque en la tercera parte de este ensayo veremos lo cerca que está el movimiento individualista del individualismo semítico que hemos analizado. 

Anarquismo: ¿Comunista o individualista? Ambos (1914) – Max Nettlau | Libértame

Del individuo como antítesis del socialismo 

¿Qué significa el término individualismo?

Si se entiende como una doctrina política, entonces significa la sacralización del individuo en la lucha; permítanme explicar: ¿Qué significa el feminismo?

Es una lucha que sitúa a las mujeres en el centro de su pensamiento. ¿Qué significa Ecologismo? Es una lucha que sitúa al medio ambiente en el centro de su pensamiento.

¿Qué significa colectivismo?

Es una lucha que sitúa el bien común en el centro de su pensamiento. ¿Qué significa entonces el individualismo? Es una lucha que pone en el centro de su pensamiento: el individuo, nada más. 

El socialismo, con la misma fórmula, extrae las mismas definiciones: el socialismo es la lucha que pone lo social en el centro de su pensamiento. Así como el pacifismo pone la no violencia en el centro de su lucha, como el liberalismo pone la libertad económica en el centro de su lucha, como 

El marxismo pone en el centro de su lucha la lectura de Marx, el socialismo pone en el centro lo social, el entorno social, lo común, el bienestar público. 

Los términos individualismo y socialismo son, de hecho, opuestos, ya que ambos son antítesis, al igual que el colectivismo y el liberalismo son opuestos.

El colectivismo ve el organismo social, el liberalismo ve el individuo; lo mismo ocurre con la dualidad individualismo-socialismo. 

Uno podría estar tentado de decir que el socialismo y el individualismo son dos caras de la misma moneda, una cara comunitaria y la otra que defiende la libertad del individuo, pero esta visión es semánticamente falsa.

Ser marxista es declararse partidario de Marx; ser feminista es declararse partidario de las mujeres; ser individualista es declararse partidario del individuo, y este acto no es inocente.

Ser individualista es declararse partidario del individuo, y esto no es un acto inocente, pues tomar partido explícitamente «por el individuo» es situarlo por encima de la colectividad, del contrato social, del resto, de cualquier cuerpo político, de cualquier agrupación social.

Es decir, anteponer los intereses individuales a los colectivos, hacer que la individualidad invada la comunidad al considerarla más importante.

Internet Archive of Individualist Anarchism

Querer la libertad antes que la igualdad, o el bien público, ¿no es una forma estrecha de miras y egocéntrica de ver el mundo?

Quien quiere el bien público quiere el bien de los demás, ve el mundo social, que compromete la libertad civil de las partes contratantes.

El socialismo, o comunismo, antepone los intereses de lo social, de lo común, al individuo; considerándolo más importante. Si no existiera esta distinción, no serían necesarias dos palabras.

Por poner un ejemplo, un pensamiento comunista sería decir que todo el mundo tiene derecho a expresarse, siempre que no llame al odio contra nadie (el interés colectivo prima sobre el interés individual), un pensamiento individualista sería decir que el individuo tiene un derecho fundamental a decir lo que quiera, aunque desagrade o perjudique a los demás (el interés individual prima sobre el interés colectivo). 

La síntesis anarquista (1928) – Sébastien Faure | Libértame

En realidad, una doctrina política no sólo pone un tema central en su lucha, sino que también combate su opuesto y lo que le impide prosperar: el feminismo lucha contra el masculinismo, el feminismo aboga por la liberación de la mujer del hombre, el masculinismo aboga por la dominación del hombre sobre la mujer.

El comunismo lucha contra el capitalismo, el comunismo defiende la propiedad pública, el capitalismo defiende la propiedad privada. El socialismo lucha contra el individualismo, el socialismo aboga por el cuerpo social por encima de todo, el individualismo aboga por el individuo por encima de todo. 

Esta definición se puede utilizar en cualquier situación, y verás que siempre es correcta: una decisión es socialista si antepone los intereses del cuerpo social a los de los individuos, una decisión es individualista si antepone los intereses del individuo a los del cuerpo social.

Esta definición no puede ser impugnada, so pena de revelar que es deshonesta, o de utilizar una retórica de argumento irrefutable: ser individualista es ser partidario del individuo, ser comunista es ser partidario de lo común, y esta observación da lugar a la definición dada. 

Por este hecho, podemos analizar varios conceptos de sociedad para ver si son comunistas/socialistas o individualistas: 

  • 1. La libertad de expresión es socialista/comunista, porque está restringida por el interés público. 
  • 2. La libertad de voto es socialista/comunista, porque está restringida por el interés público. 
  • 3. La libertad de circulación es socialista/comunista, porque está restringida por el interés público. 
  • 4. La libertad de vestir como uno quiera es socialista/comunista, porque está restringida por el interés público. 
  • 5. La libertad de participar en la democracia es socialista/comunista, porque está restringida por el interés público. 

Por el contrario, 

  • 1. La libertad de propiedad es individualista, ya que está restringida por la voluntad del individuo (la ley no existe para restringir la propiedad, sino para garantizar que un propietario no infrinja la propiedad de otro). 
  • 2. La libertad de matar es individualista, ya que está limitada por la voluntad del individuo, y la autodefensa de las víctimas. 
  • 3. La libertad de robar es individualista, ya que está limitada por la voluntad del individuo, y la autodefensa de las víctimas. 
  • 4. La libertad de violar es individualista, ya que está limitada por la voluntad del individuo, y la autodefensa de las víctimas. 
  • 5. La libertad de contratación de los trabajadores es individualista, ya que beneficia a uno al sustituir a otro. 

La violación, el robo y el asesinato, si se prohíben por ley, la ley se vuelve socialista/comunista. Porque la prohibición del asesinato, del robo y de la violación, se hace por el interés de todos, a costa de los intereses individuales. 

Es fácil ver que cualquier libertad individualista, es decir, limitada por la sola voluntad del individuo y no por la voluntad general, hace potencialmente más o menos daño a los demás. Por ello, cualquier actividad que no perjudique a los demás se rige por la ley, que es el resultado de la voluntad general. 

Si todavía hay personas a las que no les convence este análisis semántico del término, y que persisten en la idea de que el individualismo significa libertad individual, sólo puedo decirles que esa supuesta libertad ya está asegurada por el socialismo y el comunismo, porque la idea de que el interés colectivo tiene prioridad no significa que cada uno se convierta en esclavo de los demás, sino que la limitación de las libertades de cada persona se hace por las libertades de los demás.

También cabe destacar que afirmar la idea del «interés colectivo» es precisamente afirmar los intereses de «todos», entendidos en su calidad individual. Pero como su libertad está restringida mutuamente por todos, es socialista/comunista.

Asegurar la igualdad o luchar por el socialismo (libertario) es luchar por la autogestión, la democracia directa, el control ciudadano, donde asegurar la individualidad es marcar simbólicamente una ruptura con el mundo social. 

El individualismo anarquista comparado con esta idea 

Desde el principio de los tiempos, todas las corrientes de izquierda, ya se llamen comunistas, anarquistas, republicanas o jacobinas, han tenido en cuenta esta concepción del ciudadano como libre; ¿cómo surgió el anarcoindividualismo?

Ya existía un anarcocomunismo y un anarcosindicalismo que abogaban por la autogestión y la libertad individual; si algunos crearon el individualismo más tarde, fue históricamente una voluntad de ruptura; que proponía una concepción centrada en el individuo, no en la sociedad, el término individualismo en el medio social apareció después de los términos «colectivista», «sindicalista», «comunista» y esto, precisamente para marcar una ruptura con el medio social. 

Los individualistas tienen una moral independiente del individuo, sacralizada por la frase «ni dios ni amo», algunos suelen llegar a rechazar los conceptos de leyes, instituciones, asambleas (incluso ciudadanos), por considerarlos autoritarios; la mayoría de los individualistas aborrecen el municipalismo libertario o la consejería marxista, que demuestra esta idea.

Sin embargo, pensar en la ausencia de leyes, instituciones y asambleas es pensar en la «libre asociación de individuos».

Los individualistas piensan que los hombres deben agruparse por afinidad, según su deseo, y su aquiescencia, y que todos podrían romper la asociación; ¿no se correlaciona esta concepción con la definición que he dado? Hay otros que piensan que el individuo sólo debe hacer lo que va en su causa, aunque sus intenciones fueran nobles; esta concepción entra en mi definición.

Otros afirman que los individuos, fuera del yugo de la ley, deben ser autónomos, dueños de sus casas y de sus tierras, que utilizan para sí mismos. Y aunque algunos se autodenominen colectivistas, también reivindican la idea de que los individuos pueden rechazar la colectivización, y reclamar su pedazo de tierra; estas ideas también entran en mi definición.

Desde Max Stirner hasta Albert Libertad, cualquier filosofía individualista-anarquista entra en mi definición, convirtiéndose así en un enemigo del cuerpo social, como se ha demostrado anteriormente. 

La síntesis anarquista, que ha puesto gran énfasis en la idea de que el individualismo y el comunismo se complementan, demuestra su absurdo.

Identifico dos escuelas dentro del individualismo, una, entendiendo el individualismo como el interés del individuo, concepción que hemos demostrado que es antisocial; la otra, afirmando que el individualismo sólo significa libertad individual con respeto a todos, concepción que hemos demostrado que es falsa porque los socialistas siempre han afirmado esta libertad y por tanto es absurdo que haya surgido el término para este papel, pero sobre todo que el término individualismo, en una concepción semántica, no le corresponde.

Estas dos escuelas, presentes en nombre del sintetismo, están equivocadas. Los sintetistas que afirman la idea de que el individualismo es la libertad individual se equivocan semánticamente al llamar «perro» a una pala.

Los sintetistas que afirman que el individualismo es el interés del individuo, y que se funde perfectamente con el comunismo, también se equivocan desde el punto de vista material.

Siendo el comunismo la relación que pone en común los medios de producción, sigue siendo incompatible con la noción individualista de que cualquier hombre puede negarse a la colectivización; porque así se apodera de la tierra, y nadie puede quitársela, se ha hecho dueño.

En otras palabras, si los sintetistas ponen en común sus tierras, no es porque sean comunistas, sino sólo individualistas que se asocian temporalmente poniendo en común tierras que siguen siendo privadas. La noción de la abolición de la propiedad significa que ésta es de todos, y por lo tanto que nadie puede apropiarse de ella, por lo que el separatismo individualista es incompatible con el comunismo. 

Conclusión 

Para concluir, el término individualismo es una antítesis del socialismo, representa su contrario, y lo que combate. El individualismo no es más que la continuidad liberal y egoísta del pequeño burgués.

Si otros afirman que el individualismo es el hecho de pensar en los individuos, por lo que no contradice al socialismo, se equivocan por dos razones: en primer lugar, el término surgió después del socialismo, cuando éste ya garantizaba la libertad individual, lo que demuestra que los individualistas quieren ir más allá, rompiendo con lo social.

En segundo lugar, es semióticamente absurdo considerarlo así, y prohíbo a cualquiera manipular las palabras y sus definiciones para servir a sus intereses.

El feminismo combate el masculinismo, pero asegura la igualdad con los hombres; el ecologismo combate el productivismo, pero asegura la tecnología; el pacifismo niega la violencia, pero no predica su servidumbre; el socialismo combate el individualismo, pero asegura la libertad individual.

Afirmar que el socialismo/comunismo sin individualismo no defiende la libertad individual es afirmar que el feminismo sin masculinismo no asegura la igualdad con los hombres, que el ecologismo sin productivismo es necesariamente primitivista y que el pacifismo sin violencia sólo asegura la servidumbre. 

GSSMK.1784

[Traducido por Jorge Joya]

Original: https://fr.theanarchistlibrary.org/library/maux-individualisme-bienenfeldjacob

Relacionado

Los males del individualismo anarquista, ¿qué dicen las cifras? (2021) – Jacob Bienenfeld

25 de febrero, 2022 En «anarquismo»

Anarquismo: ¿Comunista o individualista? Ambos (1914) – Max Nettlau

16 de abril, 2022 En «anarquismo»

La síntesis anarquista (1928) – Sébastien Faure

3 de mayo, 2022 En «anarquismo»

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: